Trastorno obsesivo de la personalidad (TPOC)

Trastorno obsesivo de la personalidad (TPOC)


El trastorno obsesivo de la personalidad no necesariamente está ligado a rituales como es el caso de otros trastornos obsesivos, esta patología también aparece referenciada como trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad (TPOC), no debe confundir con el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), en este caso el trastorno obsesivo de la personalidad, está arraigado en mayor parte a cierto tipo de comportamiento rígido del sujeto frente a situaciones cotidianas de la vida. Comportamientos que han sido estables a lo largo del ciclo vital de la persona y de lo cual por lo general no se es consciente, sino que se toman como algo normal que hace parte de la personalidad y no como un trastorno o problema.
Estos comportamiento o rasgos de rigidez por lo general está relacionado o se manifiestan de la siguiente manera.



Síntomas:

- Meticulosidad excesiva en la realización de las  actividades laborales.
- Preocupación excesiva por los detalles.
- Meticulosidad y predisposición al orden.
- Meticulosidad con la pulcritud y la limpieza.
- Afición a coleccionar objetos o acaparamiento.
- Cumplimiento estricto de reglas y normas.
- Perfeccionismo.

Lo anterior se resume al hecho de que la persona con trastorno obsesivo de la personalidad tiene una necesidad emocional excesiva por tener todo bajo control; situaciones, emociones, objetos, relaciones personales, decisiones, entre otras. Cuando sucede algo que sale del supuesto control del sujeto, este entra por lo general en estados de angustia, estrés, ansiedad. El sujeto con trastorno obsesivo de la personalidad es poco flexible frente a su proceder y su espontaneidad es casi nula. El trastorno suele comenzar a principio de la edad adulta.



Trastorno obsesivo de la personalidad (TPOC) Trastorno obsesivo de la personalidad (TPOC) Reviewed by PsicoCultura on 21:41 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.