Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

El trastorno obsesivo compulsivo se caracteriza por alteraciones de pensamiento y conducta ligadas a una obsesión. Esta obsesión se puede definir como una idea forzada e involuntaria que se arraiga en el pensamiento del individuo. Las ideas obsesivas en este trastorno se caracterizan por ser absurdas y exageradas y por lo general la persona que padece de esta alteración es consciente de que su idea presenta dichas características.  Es en este punto donde se presenta un conflicto entre el individuo y su pensamiento, donde por lo general la idea obsesiva toma control del pensamiento y la conducta.
La conducta de quién padece de trastorno obsesivo compulsivo, tiene como características comportamientos o rituales que el sujeto ejecuta para suplir las demandas del pensamiento obsesivo. Aunque, estos comportamientos o rituales solo logran calmar momentáneamente la preocupación del obsesivo, ya que el pensamiento obsesivo y todo lo que implica vuelve realizar su aparición al poco tiempo, y estos comportamientos que pretenden resolver el problema, tienden a complicarlo debido a que la persona se torna esclavo de dichos rituales.
Por lo general el trastorno obsesivo compulsivo suele aparecer incluso desde la infancia y su aparición tiende a ser, una combinación entre algunos rasgos de personalidad acompañado de alguna situación personal que origina el desencadenante o detonante del trastorno.

Existen varios tipos de obsesiones relacionada con este trastorno entre las más comunes se encuentran:



Dudas obsesivas

La duda obsesiva radica en que la persona no está segura de haber realizado una determinada acción. Esto genera que el sujeto realice actos de comprobación en repetidas ocasiones.  Ejemplo:  duda sobre si se ha cerrado el gas o la puerta de la casa o del carro, entre otros. A pesar de que el sujeto rectifica que en efecto ha cerrado correctamente cualquiera de los elementos mencionados, vuelve a presentar dudas y repite la comprobación. Las dudas obsesivas son uno de los síntomas que más relevancia tienen para el diagnóstico del trastorno obsesivo compulsivo.

Escrúpulos obsesivos

Los escrúpulos obsesivos están vinculados a actos que el sujeto considera inmorales. Estos están ligados por lo general a personas radicales y con ideas obsesivas con respecto a la religión. Cuando la persona cometer actos que van en contra de sus principios religiosos o morales, se juzgan así mismos con extrema severidad tratando de reparar dichos actos con determinados rituales, si estos rituales no son llevados a cabo la persona entra en estado de ansiedad por la repercusión del acto "inmoral o pecaminoso" que ha cometido generando ideas tales como irse al infierno, castigos divinos, etc.


Obsesiones nosofobicas


Este tipo de obsesión está relacionada con el temor que siente el sujeto de padecer cierto tipo de enfermedades.  Esto desencadena que la persona realice actos preventivos para evitar contraer las enfermedades. Actos que se convierten en obsesiones y por lo general exagerados, ejemplo: lavarse las manos exageradamente a lo largo del día, uso excesivo de antibacteriales, evitar el contacto con objetos que están expuestos al público, entre otros.

Aritmomanía

La aritmomanía es la obsesión por sumar, contar, enumerar objetos, situaciones de la vida cotidiana o ideas poco convencionales que atraviesan la mente de la persona.  Ejemplo:  contar el número de personas en cada lugar, contar el número de baldosas de los lugares, contar el número de pasos en las distancias recorridas, contar el número de veces que se observa determinado color, etc.  Estas acciones que carecen de lógica, el individuo se siente en la obligación de realizarlas y cuánto trata de no llevarlas a cabo siente grandes niveles de ansiedad que solo son controlados con la realización de las acciones mencionadas.


Trastorno obsesivo compulsivo (TOC) Trastorno obsesivo compulsivo (TOC) Reviewed by PsicoCultura on 22:12 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.