Trastorno por tricotilomanía y excoriación

Trastorno por tricotilomanía y excoriación

La tricotilomanía y trastorno de excoriación son dos trastornos distintos, pero se estudian juntos dentro de los trastornos de control de impulsos, ya que ambos consisten en el fracaso de la persona por controlar comportamientos impulsivos. Ambos trastornos en muchas ocasiones están vinculados al trastorno obsesivo compulsivo.



Tricotilomanía

La tricotilomanía consiste en el impulso incontrolable que tiene un individuo por arrancarse el cabello. Quien padece de este trastorno suele arrancarse el pelo y luego procede a su manipulación y posterior ingesta.
Los episodios de la tricotilomanía pueden presentarse por largos periodos de tiempo, en los casos más graves.

Síntomas de la tricotilomanía


Los síntomas más comunes de este trastorno son:

- Arrancarse el pelo de forma recurrente y generar pedida visible del mismo.
- La Falta de control genera gran malestar en el individuo.
- Aislamiento o deterioro social.

Diagnóstico


Para diagnosticar la tricotilomanía el profesional evaluará los siguientes criterios:

- Recurrencia del acto ( arrancarse el cabello).
- Intentos de fracaso en controlar el impulso.
- Nivel de malestar
- Deterioro social, laboral
- Descartar que los comportamiento no estén asociados o sean atribuidos a una afección médica.
- Descartar que el comportamiento no se explique mejor mediante otro trastorno.


Trastorno de excoriación


La excoriación consiste en la falta de control en el impulso de rascarse, arrancarse y manipular la piel. El rascado por lo general suele concentrarse en la parte superior del cuerpo y en zonas que presenta irregularidades como granos y otros tipos de imperfecciones, además de esto la piel que es arrancada el individuo la manipula y posteriormente procede a su ingesta.

Síntomas de la excoriación

Los síntomas más frecuentes de este trastorno son:

- Rascarse la piel de forma recurrente hasta producir una lesión en la misma cada vez que se realiza el acto.
- La falta de control genera gran malestar.
- Aislamiento o deterioro social.

Diagnóstico 

Para diagnosticar el trastorno por excoriación el profesional evaluará los siguientes criterios.

- Grado de recurrencia en el rascado de la piel y lesiones causadas.
- Intentos de fracaso en el control del impulso.
- Nivel de malestar
- Deterioro social, laboral.
- Descartar que el acto y su recurrencia no esté asociado a una afección médica.
- Descartar que el acto y su recurrencia no se explique mejor mediante otro trastorno.

El acto en ambos trastornos suele realizarse cuando el individuo presenta un alto grado de ansiedad, tensión y en algunos casos aburrimiento, estados que son controlados momentáneamente con la realización del acto impulsivo.



Trastorno por tricotilomanía y excoriación Trastorno por tricotilomanía y excoriación Reviewed by PsicoCultura on 15:04 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.