in

¿Qué es el Neuromarketing?

¿Qué es el Neuromarketing?

¿Qué es el Neuromarketing?

Si alguien te dijese que has realizado compras que no obedecen de manera primaria a tu pensamiento consciente, ¿qué pensarías? Aunque resulte difícil de creer, es lo que ocurre diariamente a millones de personas gracias al Neuromarketing.

La evolución del Marketing ha llevado a un conjunto de técnicas y elementos que conforman lo que llamamos Neuromarketing, ello representa el uso de elementos que trabajan en nuestro inconsciente para estimular de manera efectiva las decisiones que conducen a la compra de bienes y servicios, esto también funciona para algo tan sencillo como generar un clic en un sitio web.

¿De qué trata el Neuromarketing y cómo es posible que pueda llevarnos a tomar decisiones de esa manera?

El marketing es el arte de vender las técnicas persuasivas son lo más importante ya que son las que motivan a la compra directa.

En un mundo repleto de publicidad necesitamos que las personas respondan a otros estímulos, de ahí que el marketing trabaje tanto sobre el Pathos y el Ethos del consumidor.

El estudio del Subconsciente no nació para estimular el consumo

Es un punto que conviene aclarar; el Neuromarketing se considera una ciencia porque se basa en la observación, experimentación, uso de métodos, planteamiento de hipótesis y tesis, entre otros elementos. Este conocimiento adquiere una estructura en el tiempo que conforma un método comprobado de trabajo, todo ello culmina en el estímulo necesario para que el consumidor tome la decisión de probar o consumir determinado producto, pero… ¿Todo esto para vender productos?

En primer lugar, sí, grandes compañías cuentan con especialistas en las ramas que podamos imaginar, cuando se manejan ganancias gigantescas, invertir grandes sumas para mejorar estas ganancias no es precisamente un problema, pero antes del neuromarketing existe el estudio del Subconsciente en la psicología, este renglón tiene como gran referente histórico a Sigmund Freud, quien creó las primeras teorías sobre el subconsciente humano y los deseos, gustos e inclinaciones que las personas no conocen sobre sí mismas, pero que reposan en nuestro interior.

Colores, formas, espacios, todo se vincula al Neuromarketing

Cada día, la generalidad de las personas nos vemos expuestos a elementos que han sido determinados gracias a especialistas en Neuromarketing. ¿Un ejemplo de ello? El uso de los colores en ciertos sitios o redes sociales obedece a la psicología del color, un elemento clave del Neuromarketing, es por ello que Facebook, la red social más famosa del mundo, utiliza el azul como color dominante en la plataforma. El azul es el color más agradable y reconfortante para las personas.

De ahora en adelante, cuando observes el packaging de algún detergente o una caja de cereales, sabrás que desde la elección del color hasta el tamaño de las letras, todo camina entre lo funcional/necesario y lo que determina el Neuromarketing para impulsar el consumo de dicho producto.

No todas las empresas están concienciadas a trabajar con neuromarketing, pero cada vez son más las que encargan estudios de perfiles de sus compradores para poder acercarse a ellos.

Las técnicas de Neuromarketing son caras y muchas de ellas se basan en estudios y test con personas por lo que no están al alcance de todas las empresas.

Sencillas pruebas que demuestran la efectividad del Neuromarketing

El uso del color azul que referíamos anteriormente no es casual. Estudios determinaron (con usuarios reales), que la cantidad de visitantes que salen de un sitio web apenas ingresan, se reduce cuando el color dominante en la página es azul. Esto en marketing digital se conoce como “rebote” y si los visitantes permanecen más tiempo mejora el posicionamiento del sitio, así como aumenta las posibilidades de comprar algún producto o hacer clic en alguna publicidad.

Por ejemplo esto se estudia bajo la psicología del color y es una asignatura muy útil a diferentes niveles.

Así mismo, es gracias al Neuromarketing que sabemos que cuando existe un botón de compra o activación de un producto en un sitio web, la forma y color del botón e incluso la distancia libre que se deja entre el botón y otros elementos de la página, influyen en el porcentaje de visitantes que hacen clic en dicho botón.

El Neuromarketing tiene sus detractores

Si reflexionamos sobre lo que hace el neuromarketing en nosotros, nuestro instinto nos dice que está mal que se utilice nuestro subconsciente para inclinarnos a comprar un producto. Si no queremos algo de manera consciente: ¿qué da derecho a una empresa para activar nuestro subconsciente y crear deseos vinculados a su producto?

No hay que analizar mucho, realmente es esto lo que ocurre y sin embargo, a menos que se nos obligue realmente, con un proceso comparable a la hipnosis, siempre la decisión final la accionamos nosotros por lo que no pudiendo prohibirse, nos resulta mejor conocer un poco más esta ciencia ¿no lo crees? Quizás puedas utilizarla para mejorar el alcance y efectividad de la publicidad en tus proyectos.

¿De qué sirve el Neuromarketing a las personas?

Por confusión, se llega a pensar que el Neuromarketing es algo que solo las grandes empresas, con gigantescas campañas de publicidad, portales o productos muy famosos, pueden aprovechar. Nada más alejado de la realidad.

En cualquier emprendimiento que realices puedes utilizar las técnicas de Neuromarketing para mejorar tus ventas o conversiones, lo mismo si decides hacer pulseras que si optas por impulsar una tienda web. Existen muchas ventajas en este sentido:

  • Puedes hacer tus propias mediciones: En un sitio web propio, incluso en uno pequeño, puedes comprobar como el usar uno u otro color mejora el tiempo de duración de los usuarios en la página, así como las conversiones realizadas en cuanto al producto que ofrezcas.

  • Puedes utilizar resultados comprobados a tu favor: Nuevamente en el ejemplo del color azul, si ya sabes que es el color más agradable para la mayoría de los usuarios, también sabes que te conviene utilizarlo al menos en buena parte de la imagen de la plataforma.

Neuromarketing y nichos

Siendo una ciencia que persigue estimular la compra, conversiones, un estudio que se enfoca en el carácter y uso comercial de las herramientas que brinda para mejorar resultados, no es de extrañar que el neuromarketing tenga estudios y usos enfocados a nichos y segmentos de mercado.

Desde la creación y análisis de encuestas hasta el diseño de la estrategia de publicidad, es clave para cualquier emprendimiento dar con la mejor manera de llegar y estimular a las personas en ese nicho que te interesa convencer de adquirir tu producto.

Ejemplo del uso correcto de Neuromarketing en nichos específicos:

Supongamos que emprendes un proyecto web dirigido a rockeros y góticos. El color azul claro puede caer muy bien en la generalidad de las personas, pero si trabajarás en este nicho, los colores más neutrales o pesados favorecerán y alargarán la duración de las visitas, así como seguramente mejoran las conversiones si se tratase de una tienda de franelas góticas o prendas de adorno para rockeros y góticos.

Por ejemplo quieres llegar a un público específico de mujeres que tienen niños y alto nivel económico con un vídeo, quizás debas apelar a esas sensaciones apacibles cuándo llegan al hogar, a imágenes protectoras, tranquilidad, felicidad…

El Neuromarketing nos ayuda a entender qué estímulos son más agradables para las personas, qué puede hacer que se identifiquen con nuestra propuesta y la elijan.

Esto implica que el Neuromarketing no postula verdades absolutas, la misma ciencia nos conmina a probar, comprobar resultados y hacer nuestros propios experimentos de neuromarketing. Muchas veces vemos productos en “edición especial” o “en promoción” de grandes marcas, debe saberse que esto puede estar inscrito en experimentos de Neuromarketing, gracias a la evaluación de los resultados obtenidos con estos productos, la empresa puede luego optimizar diseño y publicidad en general para alcanzar mejores resultados.

¿Qué significa enfocarse en el subconsciente?

Los estudios de neuromarketing usan muchos mecanismos de medición, tanto tradicionales como estadísticas y encuestas como comportamiento de los visitantes en un sitio web, pudiendo conocer qué zonas de un sitio web generan más clics de parte de un visitante, lo que permite ubicar mejor los botones en una página web. Todos estos resultados se contrastan y se evalúan a la luz del tipo de producto o plataforma de venta que se utilizará para la promoción y venta del mismo.

Enfocarse en el subconsciente no tiene por qué llevar a ignorar los métodos tradicionales de medición y estudios, pero sí nos ayuda a penetrar a un nivel de los gustos e inclinaciones de los clientes que jamás alcanzaremos con dichos métodos.

Estimular la memoria y emociones ¿o manipularlas?

Existe una línea delgada entre el estímulo y la manipulación en este caso, pero es innegable que el enfoque del Neuromarketing en el estudio de la memoria y emociones humanas a nivel del subconsciente ha generado resultados de mucho provecho para las compañías que aplican esta ciencia en su favor.

La relación entre los olores, las imágenes, los sonidos, todo confluye en la publicidad cuando el neuromarketing entra en acción. En un sencillo ejemplo podrás entender cómo opera el neuromarketing jugando con sonidos, olores, imágenes, al momento de entrar en tu subconsciente.

¿Qué sientes cuando estás en la playa, sentado en la arena y escuchas las olas?

Probablemente te sientas relajado, libre de preocupaciones, feliz incluso. Esto último es la reacción de tu cerebro a estas imágenes y sensación física en la playa. La memoria emocional es clave para el neuromarketing, esta memoria actúa luego cuando alguna publicidad da con la manera de activar los recuerdos de la playa en tu cerebro.

Si una empresa quiere vender una crema protectora para la playa, normalmente usará la imagen de la playa y no porque sea indispensable. Las cremas están en una tienda, la compañía puede mostrarte los estantes con la crema y luego algún doctor explicando sus beneficios, la imagen de la playa se usa para despertar en las personas la sensación que genera en nuestro cerebro estar en la playa.

Si a la publicidad se suma el sonido de las olas y, jugando un poco más con el subconsciente, se coloca alguna música apropiada, nosotros no pensaremos conscientemente en ir a la playa en el momento, pero la memoria emocional hace que nos vinculemos con ese producto rápidamente, generando aceptación del mismo. En resumidas cuentas, el neuromaketing mejorará las ventas de la crema protectora.

El principal defensor del Neuromarketing ¡Es el consumidor!

Esta es una realidad que impacta pero que es evidente. Dicen que la esencia de la manipulación es que la persona nunca se imagine que está siendo manipulada, es así como opera el Neuromarketing.

Somos seres humanos y el ego es parte fundamental de nuestra personalidad. “Puede que engañen a otros, pero no a mí”, dirá cualquier cliente mientras compra el último modelo de teléfono androide con apenas una mejora en la capacidad del disco interno que nunca usó hasta la mitad en el diseño anterior.

Si alguna persona le pregunta a ese comprador por qué gastó dinero en un nuevo teléfono sin necesidad, lo verá entrar en un espeso bosque de excusas y llegado el caso, puede que se moleste un poco, a nadie le gusta quedar como manipulable.

El experimento es divertido para conocer de primera mano los efectos del neuromarketing y como el consumidor es su primer defensor. Si te sientes valiente, puedes preguntarle a algún amigo que cambió su teléfono o laptop sin necesidad real de ello, las razones que le llevaron a hacerlo y si tu valentía es gigantesca ¡pregúntate ante un espejo las mismas cosas!

Neuromarketing moderno e influencers

Llamamos influencer a cualquier persona que, teniendo un perfil en redes sociales con millones de seguidores, logra incidir en la conducta de sus seguidores a través del contenido que publica en su muro. Un influencer puede ser una chica que empezó subiendo algunas fotos desde su cuarto y por simpatía o buena estrategia su perfil se volvió muy seguido o una cantante famosa, lo importante es que los influencer hoy inciden mucho en las decisiones y comportamiento de sus seguidores.

Proyectarse inconscientemente en otra persona es algo recurrente en marketing.

En este sentido, el público establece una clara diferencia entre los productos o marcas que nacen desde un influencer, con los productos que ya existen cuando el influencer lo utiliza. En ambos casos, sin embargo, opera uno de los elementos clave del neuromarketing, la creación de necesidades en el público. Chicas que nunca han utilizado tacones podrían terminar comprando algún nuevo diseño si una o varias de las cantantes influencer que siguen empiezan a usarlos. ¿Sabes qué es lo mejor de todo esto para las empresas? Que como se explicó antes, el consumidor negará que está siendo influenciado y argumentará que es su color favorito, que en realidad necesitaba calzado, que estaba por cambiar su look y estos tacones se cruzaron en el momento adecuado… no faltarán excusas para proteger el trabajo del Neuromarketing en su cerebro.

En realidad la esencia del Neuromarketing es la misma, lo moderno o novedoso en este caso es el uso de los influencer para acelerar o facilitar la creación de necesidades en el público.

Por último, puedes hacer un ejercicio divertido que te demostrará la negación de las personas sobre el efecto del neuromarketing en sus vidas. Prueba a copiar este artículo en tu muro, con un comentario breve y una pregunta como: “¿Crees que el neuromarketing ha determinado tus compras alguna vez?” no solo tendrás una dinámica entretenida que mejorará tu perfil, podrás ver como la mayoría niega la influencia del neuromarketing de inmediato.

Te gusta?

1 point
Upvote Downvote

Escrito por Psicocultura

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Nomofobia, adicción al celular cuándo el móvil se apodera de tu vida

Nomofobia, adicción al celular cuándo el móvil se apodera de tu vida