in

¿Qué es el trastorno bipolar?

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar, o llamado también trastorno maníaco-depresivo, es un trastorno caracterizado por tener episodios de cambios de ánimo extremos o poco comunes, emociones muy polares de euforia e hiperactividad llamadas “manías” o de tristeza llamadas “depresivas”, las cuales pueden llegar a experimentarse también de manera mixta con una duración momentánea, de semanas o incluso meses.

El desarrollo del trastorno suele ocurrir en el lapso de la adolescencia a la adultez temprana, y aunque también existen casos en niños y adultos mayores, no se sabe a ciencia cierta cuál es su causa. Expertos especulan que pudiera tener orígenes genéticos, fuese el resultado de alguna falla en la estructura neuronal o fuera simplemente desencadenada por tensiones de factores ambientales como estrés excesivo, ansiedad o experiencias pasadas con la depresión.
Las relaciones personales de estos pacientes se ven comprometidas debido a la confusión o ignorancia de la sociedad acerca del trastorno, llevándolos al sentimiento de culpa y la aislación. En la mayoría de los casos, su detección por parte clínica suele ser fallida o tardía en vista de su complejidad y su conexión con otras enfermedades como la depresión o los ataques de ansiedad. En el caso de los familiares y amigos también llega a pasar de alto por ser confundida con problemas personales, sin saber cómo actuar ante dichas situaciones.

Una peculiaridad dentro de la misma enfermedad, es que, de no tratarse, puede desatar problemas que empeoren su padecimiento; hay ocasiones en las que los afectados por este mal sufren un episodio más intenso fuera de los límites de un ataque normal anímico y desarrollan signos y síntomas psicóticos, afectando tanto sus pensamientos y emociones, como su claridad, percepción y capacidad de distinguir lo real de lo que no lo es. Un ataque anímico o depresivo de esta magnitud puede llegar al extremo del desmayo o la pérdida de consciencia.

Las señales más eficientes para la pronta y mejor detección de este trastorno en sus respectivos episodios, son los siguientes:

Maníaco:

•Sensación de nerviosismo e hiperactividad extremos o fuera de lo usual.
•Hablar muy rápido sobre temas distintos.
•Susceptibilidad a reaccionar de manera brusca o irritable, sentirse muy sensible a lo que pasa alrededor.
•Ser más activos que de costumbre
•Sentirse extremadamente felices o animados

Depresivo:

•Dormir en exceso o muy poco
•Problemas graves para concentrarse
•Lagunas extensas de divagación mental
•Pensamientos constantes sobre la muerte o el suicidio
•Sentirse afligido y con poca o nula motivación

A pesar de no saber su origen ni su cura, tiene un tratamiento más que eficaz tanto por medicamentos (antipsicóticos y antiepilépticos) como por psicoterapia, las cuales en conjunto calman su actividad neuronal, los apoya a reintegrarse a la sociedad y a convivir en armonía con su entorno. Tener conocimiento sobre este tema nos ayuda a su mejor identificación, comprender y tener más empatía hacia quien tiene este trastorno.

Escrito por: 

https://www.facebook.com/gabriel.navas.735507https://www.instagram.com/gabriel.nvsab/ César Eduardo González Becerra. Estudiante de psicología en la facultad de CUCS de UDGA

Te gusta?

0 points
Upvote Downvote

Escrito por Psicocultura

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

La meditación y su influencia en nuestra vida

Ello, Yo y Superyó (Introducción)